Follow by Email

sábado, 9 de julio de 2011

Desafío TED.......reflexiones.

Esto de reflexionar lleva su tiempo. Y de generar una opinión aún más. Pero este tipo de ejercitación para la mente te demuestra que uno se puede sorprender de sí mismo y que puede crear y cambiar. 
En una sola imagen comprimí aquello que me pareció destacado para llevar adelante mi reflexión (acudiendo a mi tan querido publisher). 
Sólo un término obtuve (esa era la idea) de cada uno de los videos que se planteaban en parte de este desafío. Tres videos visualizados, tres términos claves. No están presentados en base a ninguna jerarquía o teoría expresa. Simplemente es el orden de la visualización de sus contenidos. 
  1. Involucrarse. Tal vez no sea nada novedoso. Involucrar es sinónimo de incorporarse. Estoy incorporada a la tarea docente. Bien, ¿qué significa eso?. En lo común, sería lo básico: planificar, asistir, dar la clase, dejar tareas, asistir a reuniones, exámenes, etc. En síntesis, lo que se espera de uno.  Pero eso no nos hace diferentes a otros. Involucrarse, es salir del estado "común", del estado "básico". Porque ello es lo que se espera de antemano de uno. Pero el involucrarse te exige,  y va más allá de la tarea de clases. Te exige a que uno se pruebe a sí mismo, a que uno crea en sí mismo y en su potencial, a generar, a tener ideas, a buscar, a definir, a arriesgarse. Si, ya sé.....hay miles de "peros" que de seguro ya van surgiendo, un límite aquí, otro allí, otro más allá. Y es cierto, no lo desconozco. Pero si solo estoy "incorporada", ¿de qué manera le sirvo, le soy útil, a la institución donde trabajo si no estoy involucrada?. Muchas veces se ha insistido en que el liceo debe involucrarse a la comunidad y viceversa. Hay realidades donde el liceo es liceo y la comunidad es comunidad, no hay nexo de relacionamiento. ¿Cómo puede ser si los adolescentes con los cuales trabajamos son los mismos que conforman la franja etaria joven de esa comunidad?. En estos momentos trabajo en un liceo creado por la comunidad, a iniciativa de un líder religioso evangélico valdense, como lo fue el Pastor Daniel Armand Ugon. Es un liceo estatal, es cierto, pero está conectado a la comunidad y la comunidad conectada al liceo. Es un trabajo conjunto. Entonces, si yo sólo estoy incorporada al trabajo como docente de aula, no estoy siendo parte de un objetivo mayor que es el involucramiento con la comunidad. Y créanme que involucrarse con una comunidad como la de la Colonia Valdense no es simple. Mucho menos cuando se proviene de otra comunidad como lo es Colonia Suiza, que a pesar de que ambas están separadas por tan solo tres kilómetros, son muy diferentes desde sus orígenes mismos. El prestar atención a lo que hacemos, al cómo lo hacemos y cómo podemos ser parte de esa estructura en la que trabajamos para proseguirla, transformarla o cambiarla, me pareció sumamente interesante para ese objetivo neurálgico de: asegurar el desarrollo de la sabiduría. 
  2. Inspirar. Este segundo término está muy relacionado con lo que venía expresando en voz alta en el ítem anterior. Me pareció bien interesante la visualización en tres círculos concéntricos, en tres preguntas,  del expositor:  ¿por qué? ¿cómo? y ¿qué?. Destacando  la dirección en un orden de dentro hacia afuera de esos círculos.. En otras palabras viene un planteo no desde el ¿qué?, sino desde el ¿por qué?. Hay un dicho popular que dice "no pongas la carreta delante de los bueyes". si querés avanzar, no pongas la carreta delante de los bueyes, son los bueyes quienes hacen, con su fuerza, avanzar la carreta. Entonces trasladando esas interrogantes a mi tarea docente, veo que muchas veces la carreta antecede a los bueyes. ¡Cuán fácil y diferente es si se comienza teniendo bien en claro el ¿por qué? de lo que estoy realizando!!!. Como docente de Historia tengo un programa un tanto extenso de primer año del ciclo básico para trabajar. No es excusa, pero en verdad es largo. En mis primeros años de trabajo (oigan..... que esto quede entre nosotros) empecé a ver el ¿qué? voy a trabajar de tan extenso programa. Desde hace un tiempo  (ya hace bastante), le busco el ¿por qué?. El ¿por qué?, me lleva a pensar en mis estudiantes. Y va la pregunta de arranque: ¿por qué quiero que ellos conozcan "x" cosa?. La teoría te dice, que el aprendizaje debe ser "significativo". Pues bien, trabajando el programa de primer año, he aprendido que a los chicos de primer año de liceo le es más útil y comprensible la Historia desde la vida cotidiana. Y quién me da esos datos?, pues bien toda fuente de la Historia y ciencias que colaboran buscando respuestas a acontecimientos históricos. Cuento con el arte, en todas sus expresiones, con documentos escritos, etc. Les hago vivir como si estuvieran en aquellas épocas. Recuerdo que un año se me ocurrió que se vistieran como los griegos. Con la utilización de sábanas, (gentileza mediante de las madres puesto que tenían que ser sábanas de dos plazas), comprendieron el tiempo que se invertía en vestirse, en los pliegues de la túnica, en el peinado. ¡Qué les puedo decir.....? me encantó....!!
  3. Contagiar. Este fue el tercer término elegido y es el que la propia expositora toma como clave en su presentación. Por lo tanto no ha sido nada original mi elección. Ya lo había incorporado una su vez en un mini-discurso en el Museo Blanes cuando una delegación del Liceo Daniel Armand Ugon se trasladó hasta dicho lugar a la presentación del libro "Historia y futuro I", publicación dirigida por la Sra. Directora Profesora Reyna Torres y escrita por docentes, estudiantes, y comunidad. Uno de los temas que allí se puede encontrar, es sobre "educación de adultos" (que no es lo mismo que "turno nocturno"). Siendo parte de esa experiencia, se me pide unas palabras al respecto. Basé mi discurso en tres palabras claves. Una de ellas fue "epidemia", pero aclaré que si existía un buen sentido del término, desde ese lado lo estaba teniendo en cuenta. ¿Por qué epidemia? Porque es contagio. Y sí.....la educación de adultos, la forma en que se estaba trabajando estaba dando resultados satisfactorios. Y a su vez los propios estudiantes adultos "contagiaban" a otros para que se animaran a terminar el bachillerato. Me olvidé de decirles, es un plan que sólo es para terminar el bachillerato. "Contagiar" es decir, "Sí puedo". 
Como conclusión final, extraigo que: necesito involucrarme para generar diferencias que fomenten contagio. Yo también puedo.....!! Yo también dejo huellas.....!!

2 comentarios:

  1. Hola Susana. Diego (Artic) nos recomendó pasar por tu blog, y valió la pena. Felicitaciones y por supuesto que tus reflexiones son compartidas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hola Mabel.
    Pues muchas gracias.....!! Eres muy amable....!!
    En esta semana me quedé un poco calmadita, pero ya he vuelto al ruedo.
    Dejé tareas antes de vacaciones en los diferentes grupos y niveles con los cuales trabajo, y ahora estoy cada vez más ansiosa de conocer lo que han creado...!!
    Me dediqué más a confirmar los lugares de la visita didáctica de los primeros años del Liceo Daniel Armand Ugon de Colonia Valdense a la ciudad de Montevideo el próximo martes 11 de octubre.
    Viendo y definiendo varios lugares con las otras Profesoras Coordinadoras de los grupos, específicamente desde la Historia seleccioné la "Estación Peñarol" y la clásica "Ciudad Vieja" (Cabildo, Iglesia Matriz, Peatonal Sarandí, Bahía y Puerto de Montevideo)como nexo a algunos de los temas que se trabajan en segundo año.
    Obvio que la máquina fotográfica tendrá un papel protagónico en todo esto.
    Está bueno esto de proyectar más allá de este año. Se abren otros horizontes......
    Cariños.
    Chau chau.

    ResponderEliminar